J.H. Pilates

J.H.Pilates , inventor del método. Nació en Alemania y emigró a Estados Unidos donde durante toda su vida se dedicó a perfeccionar un método de ejercicio físico al alcance de todas las personas sea cual sea su condición.

Joseph H. Pilates nació en Alemania en 1880; fue un niño débil y enfermizo, atormentado por el asma. Motivado por el deseo de superar sus limitaciones físicas y alcanzar un estado de salud integral, Pilates se abocó al estudio del cuerpo humano y de las técnicas de rehabilitación física existentes en aquella época.

Desilusionado con la ineficacia de las mismas, estudió disciplinas orientales, entre ellas el yoga, y rescató los elementos más positivos utilizados en prácticas occidentales como la gimnasia, el boxeo o la natación. A través de un proceso de descarte, adopción y combinación de los puntos fuertes de ambas tradiciones, Pilates comenzó a esbozar su propio método, que pronto podría desarrollar a través de la práctica en circunstancias muy especiales.

En efecto, durante la Primera Guerra Mundial Pilates fue prisionero de guerra; durante este periodo, se dedicó a entrenar a sus compañeros de campo y a trabajar con enfermos de guerra, utilizando muelles que sujetaba a sus camas para ejercitar los músculos, de modo que pudieran recuperar el tono muscular antes de volver a ponerse de pie.

Estas experiencias le aportaron una sólida base para su método, que luego se enriquecería con los ejercicios de suelo. Joseph Pilates siguió perfeccionando la técnica durante toda su vida.

Cuando finalizó la guerra emigró a Estados Unidos, y durante el viaje conoció a su futura mujer, Clara, que se convertiría en su inseparable colaboradora. Una vez instalado en Nueva York, empezó a dar clases de su método a un público reducido, compuesto principalmente por grandes atletas y prestigiosos bailarines, como Balanchine y Martha Graham.

La práctica demostró la eficacia del método, que se consolidó definitivamente con la apertura del mítico Drago’s Studio, donde Joseph Pilates siguió creando y experimentando nuevos ejercicios. A su muerte, el estudio quedó a cargo de Clara, que más tarde cedería su dirección en Romana Kryzanowska.

El legado de Joseph Pilates consiste en un método único concebido para personas de todo tipo, que incluye más de 500 ejercicios y una gama de aparatos originales para practicarlos correctamente